#Reseñoviembre es una iniciativa que imita al reto de los artistas del #Inktober, pero desde el reseñismo y la divulgación, ofreciendo 30 reseñas en los 30 días del mes de noviembre, a menudo partiendo de unas palabras-estímulo comunes a todos los participantes.


Estímulo: PADRE
Obra: El cuento de una rata mala, de Bryan Talbot
Motivo: Desde la infancia se nos educa en que nuestros padres nos quieren y quieren únicamente nuestro bien. Creemos que son infalibles y perdonamos o ignoramos todos sus errores. Entonces llega la adolescencia y empezamos a cuestionarlos… pero en el caso de algunas personas este cuestionamiento se impone por la fuerza.


«All your life all you asked / when is your Daddy gonna talk to you
But we’re living in another world / tryin’ to get your message through
No one heard a single word you said / They should have seen it in your eyes
What was going around your head… / Oh, she’s a little runaway!
Daddy’s girl learned fast / all those things he couldn’t say…
»

Bon Jovi, “Runaway” (Bon Jovi, 1984)

Hace poco se publicaba la adaptación a cómic del Cuéntalo de Laurie Halse Anderson a cargo de Emily Carroll, un relato crudo de gestión del dolor y del estrés postraumático por parte de una adolescente víctima de abusos. No suele ser el cómic el terreno más frecuente para tratar este tipo de historias, pero hay precedentes más que dignos y esta El cuento de una rata mala, de Bryan Talbot, es uno de los mejores. Ciertamente, no es una lectura agradable y su lectura debe plantearse con advertencia para aquellas personas que hayan sufrido situaciones similares. Hechas las presentaciones, por vuestra cuenta y riesgo.

thetaleofonebadrat

No es fortuita mi decisión de retorcer el sentido de la canción de Bon Jovi al comienzo de esta reseña, más allá de que canción y cómic estén protagonizados por una adolescente que escapa de casa por problemas de incomprensión con su padre. Y es que la obra de Talbot va más allá de la incomprensión de los sentimientos de la niña por parte de su progenitor. “Nadie escuchó una palabra de lo que dijiste”, porque no tenías voz. “Deberían haberlo visto en tus ojos”, pero estabas ahogada en lágrimas de silencio. “La niña de papá aprendió pronto todas esas cosas que él no podía decir”, y entonces sólo le quedó escapar.

La manera que tiene Talbot de plantear su historia, pese a lo desagradable a nivel emocional de algunas escenas, es de una cuidada sensibilidad, tratando de ponerse en todo momento tras los ojos de Helen, lo cual tiñe de rojo sus recuerdos y se alimenta de las fantasías que ella misma se construye para ser capaz de sobrevivir a la situación que le ha tocado vivir. Así, Helen Potter opta por seguir los pasos de su heroína y tocaya Beatrix Potter, la famosa autora británica de cuentos infantiles (cuyo nombre de pila era Helen), si bien lo hace en un principio desde la distancia, porque se considera sucia, indigna de su ídolo, una rata mala…

9134eec96cefb5282adebb069c3c67d5._SX1280_QL80_TTD_

La vergüenza, la falta de confianza, la ignorancia, la comprensión… pero lo que más pesa a la víctima es la culpa que se deriva de todo ello. La duda de si hizo algo incorrecto, de si provocó la situación, de si lo que en realidad estaba mal era que ella se sintiera mal con aquello. Es por esto que historia como El cuento de una rata mala resultan necesarias, en el cómic y en cualquier otro medio. Bien como terapia, bien, sobre todo, para desarrollar empatía y comprensión en quienes podemos caer en buscar respuestas simples a problemas complejos. Los cuentos están ahí para enseñarnos algo. Leámoslos. Escuchémoslos. Entendámonos.

elcuentodeunaratamala


El cuento de una rata mala,

de Bryan Talbot
Dark Horse Comics / Astiberri

Contenido:
The Tale of One Bad Rat #1-4 (1994-1995)

Cartoné. 136 páginas. 20€. Desde el 05/07/2013.


Si te gusta lo que hago, puedes invitarme a un café:

kofi5