Chica se da un baño y descubre los placeres de la masturbación.
Chica percibe que cuando tiene un orgasmo se detiene el tiempo. Literalmente.
Chica desarrolla una extraña relación con el sexo.

Chica conoce chico.
Chica se acuesta con chico.
Chica descubre que chico también detiene el tiempo en el orgasmo.

Chica decide robar un banco con chico
para salvar su biblioteca de las garras del mismo banco.

qi8lbk7

Esta es la premisa de Sex Criminals, serie que, tras apenas un arco de duración, ya contaba con 3 nominaciones a los Eisner, los Oscar del cómic: Mejor Serie Nueva, Mejor Serie Regular y Mejor Guionista. Y aunque Matt Fraction estuviera nominado también por sus aportaciones en Marvel como Ojo de Halcón, fue por su labor en esta nueva colección por lo que recibió mayores halagos en un año en el que la serie del arquero co-creada con David Aja se retrasó en numerosas ocasiones.

Sin embargo, como ocurría en la serie de la Casa de las Ideas, la estrella de la función es la simbiosis alcanzada con el dibujante y colorista, Chip Zdarsky, un artista canadiense relativamente desconocido… por aquel entonces. Actualmente es uno de los talentos ascendentes de la última hornada Marvel, destacando su aportación a Howard el Pato y encargándose actualmente de la serie arácnida secundaria, Peter Parker: El Espectacular Spiderman. ¿Quién se escondía en 2013 tras la máscara de Chip Zdarsky? El periodista y cómico Steve Murray, cuyas grandes aportaciones al humor estarían en su columna ilustrada en el National Post, Extremely Bad Advice. Y Zdarsky no es su único alter ego, también existe Todd Diamond, gurú financiero que, dado el tema del tebeo que nos ocupa, os explicará en este vídeo la estimulación económica. Así pues, su incursión en el cómic hasta ese momento se reducía a colaboraciones como colorista, portadista o guionista de historias breves.

zidtgfy

Centrándonos en la obra, estamos ante una comedia romántica de atracos con tintes de ciencia-ficción, algo con lo que Nacho Vigalondo haría una gran película (¿habéis visto ya Colossal? ¡Nuestra recomendación cinematográfica de junio!). Y la distribución de la historia en los cinco números que integran este primer arco no podría ser más apropiada: al tiempo que conocemos a la pareja protagonista, se nos presenta a Suzie, su pasado y su presente, y su relación con “La Calma” (‘The Quiet’), el espacio atemporal en el que se sumerge tras el orgasmo; y en el siguiente número, a medida que vemos cómo el enamoramiento se hace patente, conocemos la historia de Jon y su descubrimiento de “Lefalandia” (‘Cumworld’) que es como él llama a su experiencia orgasmática, en honor al sex-shop que frecuentó en su adolescencia.

Como podéis ver, el tratamiento y la personalidad de los protagonistas se ven plasmados desde pequeños detalles como su percepción del mundo, de su poder y del sexo y, sin embargo, resultan tan compatibles como entrañables en este primer acercamiento. Fraction y Zdarsky nos hacen partícipes de su relación y nosotros mismos nos enamoramos de los personajes. Entre carcajada y carcajada, al menos, porque tanto los diálogos como los cientos de “huevos de pascua”, guiños y detalles que el artista introduce por centímetro cuadrado son realmente divertidos (coged una lupa o una edición digital para desgranar los nombres de los productos a la venta en Lefalandia; no os arrepentiréis).

p5coxpp

Nunca la historia de una bibliotecaria y un actor frustrado convertido en secretario resultó tan interesante. Desde el relato de sus “primeras veces”, hasta las historias de bañeras y porno escondido en el bosque, pasando por un descacharrante número musical a ritmo de Queen y su Fat-Bottomed Girls (…pero no), estos criminales sexuales representan uno de los planteamientos más frescos de la Image Comics actual.

La inclusión como “trama principal” (que es lo menos importante de este cómic) del atraco al banco para salvar la biblioteca en la que trabaja Suzie no es más que una excusa para presentarnos conceptos tan maravillosos como la Policía del Sexo, encabezada por la implacable agente Kegel (las mujeres habréis cogido el chiste primero) y armada con porras fálicas y tasers en forma de vagina enlatada. Sí, este cómic no es para niños, pero los adultos nos vamos a descojonar reír fuertecito.

jukot4o

A la progresiva identificación con los protagonistas se le une un factor clave: distan mucho de ser perfectos. Ambos han vivido experiencias relativamente traumáticas en su vida, especialmente en su relación con el sexo, lo cual les ha ocasionado problemas y algún que otro disgusto. Por no hablar de que Jon guarda un secreto importante cuyo efecto se hará sentir en el futuro y se nos ofrece un misterio en torno a la muerte del padre de Suzie y la sucursal bancaria en la que, precisamente, planean realizar el gran robo.

Así, los guiones de Fraction y Zdarsky hacen equilibrismos entre la madurez y la irresponsabilidad como motores de la trama, dando lugar a momentos de cierta gravedad intercalados con escenas emotivas y gags brillantes que se mantienen frescos número tras número. Es decir, que, ante todo, esta obra es un cómic relevante, sorprendentemente educativo (especialmente en futuras entregas) y que está llamado a convertirse, como poco, en un referente de culto.

sex-criminals-vol-1-tpb-2014-digital-k6-empire-035

Sex Criminals es el producto de dos autores en su mejor momento vital que transmiten diversión y verdad a partes iguales a través de un peculiar sentido del humor que conecta con cualquiera de sus lectores debido a un tema universal: el sexo. Prueba de ello es el recomendadísimo correo del lector al final de cada número americano intercambiando con los lectores experiencias sexuales, participando en juegos y propuestas, y creando una grandiosa sensación de comunidad. El sexo vende, sí, pero también une.

El futuro de la serie en España parecía negro, ya que, a pesar de que Aleta Ediciones se hizo con los derechos en 2014, nunca llegamos a verla editada. Afortunadamente, Astiberri se apuntó el tanto y esta semana pasada llegaba finalmente a nuestras librerías esta Sex Criminals. Yo ya me he quitado la ropa, ¿a qué estáis esperando?


sexcriminals1


Sex Criminals
, Vol. 1: Un truco sucio
,

de Matt Fraction y Chip Zdarsky
Image Comics / Astiberri Ediciones

Contenido:
Sex Criminals #1-5 (2013-2014)

Tapa dura. 136 páginas. 16€. Desde el 05/07/2017.

(Reseña publicada originalmente en Zona Zhero el 30 de junio de 2014)